Estimulación Temprana con estructuras sonoras Baschet

Bebes desde los 18 meses

BENEFICIOS

  • Aceleran el aprendizaje del idioma materno

  • Muestran mayor facilidad para la adquisición de lenguas extranjeras

  • Adquieren la madurez social que les permite alternar con otros niños

  • Forman reflejos condicionados más rápidamente

  • La estructuración de su pensamiento lógico se ve reforzada

La estimulación temprana

El primer sentido que percibe el entorno aun antes de nacer, el último que desaparece con la muerte, el que vigila durante el sueño, el que avisa de lo que sucede a la espalda, es el oído. También es el que menos atención recibe para su educación a lo largo de la vida. Sin embargo un oído bien educado en la más tierna infancia es un eficaz instrumento para prevenir defectos de lenguaje, para procurar una mayor capacidad en la adquisición de lenguas no maternas, para mantener una mayor y mejor identificación con el medio. Todo ello se traduce en una inmejorable forma de ayudar en el aprendizaje de las diferentes ramas del conocimiento. 

La educación del oído es fundamental para el desarrollo del pensamiento, puesto que este sentido es el medio natural de integración con los demás. 

Es posible trabajar el oído de un producto no nato. En el CIEM se inició una investigación realizada por un grupo de pediatras y ginecólogos hace algunos años, se interrumpió por falta de recursos económicos. Si las condiciones lo permiten, en un futuro próximo podrá reanudarse, y en cuanto se tenga esa investigación terminada será posible ocuparse de los productos no natos. Por ahora se trabaja con bebés de 18 meses a 4 años de edad con características normales y atípicas, en especial con síndrome de Down, hipoacúsicos y niños con disfunción atencional e hiperactividad.

Material de trabajo

El trabajo orientado a la educación musical de los bebés está apoyado por material didáctico que permite la captación auditiva, táctil y visual del sonido. Ese material fue adquirido en Francia en 1985, su autor es el escultor francés Francois Baschet. Consta de catorce ESTRUCTURAS SONORAS fabricadas con tubos de cristal y tiras, platillos y resortes de metal montados sobre conos de fibra de vidrio.

En los tubos de cristal el sonido se produce frotando la superficie con las manos mojadas, las vibraciones pasan a través de la piel y se expanden por todo el cuerpo.

Las estructuras de metal producen sonido al ser golpeadas o frotadas con baquetas; es posible conseguir diferentes timbres sonoros utilizando baquetas de distintos materiales: madera, plástico, caucho, etc. Los bebés trabajan descalzos, colocan las plantas de sus pies sobre los conos de fibra de vidrio de modo que las vibraciones puedan ser percibidas por todo el cuerpo.

Conviértete en músico

Estudia en el CIEM desde los 18 meses